PASI- Por Atarfe Sí

Agradecemos, sinceramente, el apoyo que hemos recibido de 771 vecinos y vecinas que nos han votado y sus muestras de cariño. Su valor para nosotros es inestimable, aunque es evidente que no ha sido suficiente para obtener el resultado que esperábamos.

Probablemente, no hemos sabido transmitir de forma sistemática el trabajo realizado y los logros conseguidos. El Gobierno de Por Atarfe Sí (PASI) ha hecho frente a gravísimos problemas y a una deuda exorbitante de 80 millones heredados de los anteriores gobiernos socialistas, ha estado encorsetado por las leyes aprobadas por el PP y sus ajustes de hierro que le han restado autonomía para buscar alternativas y no ha sabido contrarrestar el acoso y derribo desde el primer día de nuestro mandato, de todos los partidos desde la derecha a la izquierda contra Por Atarfe Sí.

Felicitamos al PSOE que ha ganado las elecciones y nos congratulamos porque el avance de la derecha se ha frenado. El voto masivo al PSOE en el país se ha materializado también en Atarfe.

Durante cuatro años hemos trabajado con ahínco, honradez y transparencia. Entregamos el ayuntamiento saneado, ordenado, con muchos proyectos iniciados, subvenciones recibidas y con equipamientos pensados para ser utilizados por los vecinos y vecinas de Atarfe: centro cívico, taller ocupacional, Espacio de la Juventud, Casa Malala, casas de la Cultura de Caparacena y Sierra Elvira… que deben llenarse de actividades y vida para vertebrar la sociedad civil de este municipio. Esperamos que el futuro gobierno del PSOE aproveche bien este legado.

Queremos hacer especial mención al extraordinario grupo de personas que han formado el equipo de Por Atarfe Sí. La mayoría de ellos jóvenes, generosos, trabajadores y profesionales de alta cualificación que ya son el presente y el futuro de un proyecto de progreso para nuestro pueblo.

Continuaremos trabajando con ahínco, honradez y espíritu colaborativo como lo hemos hecho siempre por el pueblo. Los vecinos encontrarán en nosotros un interlocutor para ser portavoces desde la oposición de sus reivindicaciones y nos haremos eco de sus necesidades. Antes, en el Gobierno y ahora desde una oposición constructiva, nos guía la defensa del bien común. Seguimos.